Llámanos: +34 686 990 766 / +34 686 990 768 | Email: reservasnovacompostela@gmail.com | Calle Costa Nova de abaixo, 2 - Santiago de Compostela | GPS: 42,885202 / -8,544181

Galicia

Santiago de Compostela es el destino final de los peregrinos del famoso Camino de Santiago. Sólo por esto ya merece la pena visitar esta Comunidad de la España Verde.  Pero en Galicia existen otros rincones fabulosos donde perderse y disfrutar de sus inmensos y verdes paisajes: Te encantarán sus paisajes de frondosos valles e impresionantes playas, Su bello y salvaje litoral, bañado por el mar Cantábrico y el océano Atlántico o sus increíbles aldeas o pueblos de interior. Vayas a donde vayas, encontrarás siempre un lugar donde perderte en la naturaleza.

Hoy en NOVA Compostela te queremos dejar diez lugares de Galicia que tienes que visitar y disfrutar. ¿Empezamos?

1. Faro de Finisterre

Los más puristas cuentan que este es el auténtico final del camino de Santiago donde los peregrinos deben quemar la ropa que llevan y dar por terminado su trayecto. Antaño este cabo era considerado como el fin de la tierra. La belleza del cabo confiere cierta solemnidad al lugar. Se respira cierta esencia de sagrado. De hecho, un cruceiro corona la última roca que desemboca al mar. Pisa este faro y estarás en un lugar mágico.

6289scr_12c7aee19a2732e

2. Torre de Hércules

De faro a Faro. Según cuenta la leyenda, Hércules llegó a España en busca del gigante Gerión, con el fin de liberar estas tierras de su abusivo poder. El enfrentamiento que protagonizaron se prolongó durante 3 días con sus noches. Hércules venció al gigante y le cortó la cabeza, enterrándola junto al mar. En ese lugar, y como conmemoración de su victoria, se construyó el faro de Hércules. Especulaciones a parte, esta torre tiene el privilegio de ser el faro romano más antiguo que sigue aún en funcionamiento de todo el mundo. No te quedes sin verlo.

torre-de-hercules-1f8d5890-4513-4678-8cc5-763bacc52ae9

 

3. Viñedos de las Rías Baixas

De las Rías Baixas se puede destacar un millón de cosas que ver y hacer (principalmente porque se extienden desde el cabo de Finisterre hasta la frontera con Portugal). Para empezar, sus playas. Para seguir, los monumentos históricos. Y para acabar, evocadores pueblos como los de Baiona o Sanxenxo. Pero algo que es curioso de ver son los viñedos que se multiplican por la costa y que desembocan en las playas de la ría. La uva que se cosecha es la conocida como Albariño que, por cierto, acompaña muy bien al pulpo y el marisco que sirven en los restaurantes de la zona. Una ruta del vino que vale la pena seguir es la que pasa por la comarca de Salnés, donde se concentra la mayor superficie de viñedos y bodegas de Denominación de Origen Rías Baixas. Es la zona que tiene una tradición vinícola más consolidada desde hace décadas.

viñedos-de-portugal

4. Islas Cíes

Las Islas Cíes son el paraíso natural que más se acerca a la visión del Caribe que te puedes encontrar en España. Sus playas de arena clara y agua turquesa se convierten en el lugar perfecto para perderse en el tiempo y en el espacio. No por nada este archipiélago se llamaba en la época de los romanos las Islas de los Dioses. Este edén es ahora parque nacional y está protegido de cualquier elemento que interfiera en la conservación de su ecosistema. Debe ser por esto que la visita a las tres islas de las Cíes está limitada a los meses de verano y semana santa. Los ferris salen desde Vigo Baiona o Cangas.

Islas-Cies

 

5. Playa de las Catedrales

Quizá Galicia te atraiga por su marisco y el verde de sus paisajes, pero sus playas tampoco tienen desperdicio alguno. En especial esta, que se encuentra al norte de la provincia de Lugo, entre Foz y Ribadeo. Los arcos y las bóvedas que salpican la arena de esta playa lucen desgastados por el viento y el agua recordando que un día fueron acantilados vertiginosos devorando este lugar. Pasea por esta playa y adéntrate en las grutas sintiéndote un grano de arena más entre sus impresionantes paredes.

3221

 

6. Playa de Combarro

No te puedes ir de Galicia sin conocer la arquitectura típica de esta tierra. En especial, los Hórreos. Por si no habéis oído hablar nunca de este tipo de construcciones, se trata de un especie de almacén donde antiguamente se guardaban los alimentos de la casa familiar. Este pueblo es famoso por la colección de Hórreos que se exhiben en la playa de Combarro. Hay al menos una treintena de ellos. Los Hórreos se han convertido en el símbolo que identifica esta localidad. Pero no solo por estas despensas vale la pena acercarte a esta población pontevedra. También los cruceiros desperdigados por el entrañable casco antiguo y el delicioso paseo marítimo harán que te enamores de este pueblo.

tg_carrusel_cabecera_grande

7. Monte Santa Tecla

Recorrer el sur de Galicia y no subir a este monte es como ir a Madrid y no comerte un bocadillo de calamares. Desde arriba tendréis unas vistas inigualables de la desembocadura del río Miño. Además en la cima, a unos 341 metros de altitud, encontrareis el castro de Santa Tecla. Se trata de unas ruinas arqueológicas con viviendas reconstruidas emulando la forma de vida de hace miles de años. No os perdáis esta montaña. Cruzareis de vuestra lista varios lugares y cosas que hacer en Galicia de una sola vez.

cabecera_santa_tecla_temporal-1140x530

8. Fragas de Eume

Si te acercas a Galicia precisamente por su misticismo y las leyendas que planean sobre esta tierra, este es un rincón que no te puedes perder. Es un lugar misterioso con bosques espesos donde la luz llega siempre velada. Estos bosques se extienden a lo largo del río que lleva su nombre. Cuenta la leyenda que cuando Dios creó los tres ríos que nacen en la Serra do Xistral (el Eume, Masma y Landro) les prometió que el primero en llegar al mar conseguiría un hombre cada año. Durante el camino, los tres ríos decidieron descansar un poco, algo que sólo el Eume cumplió. Cuando este se supo traicionado por los otros dos, enfurecido, aceleró su marcha entre montes y valles logrando ser el primero. Por ello, el Eume salió así, bravo y agreste y, antes de la aparición de los embalses, el Eume, se llevaba cada año la vida de un hombre.

0167592001318862371

9. Muralla de Lugo

La muralla romana de Lugo rodea el casco histórico de la ciudad de Lugo. La antigua ciudad romana de Lucus Augusti, fundada por Paulo Fabio Máximo en nombre del emperador Augusto en el año 13 a.c. con la finalidad de anexionar, definitivamente, el noroeste de la península Ibérica al Imperio romano fue dotada en el Bajo Imperio de un muro de defensa que ha perdurado, con escasas reformas, hasta la actualidad.

La muralla, con una longitud de 2266 metros, coronada por 85 poderosas torres, delimita el casco histórico de la urbe gallega y ha pasado de ser un obstáculo para su evolución y crecimiento a ser un monumento integrado en la estructura urbana y fuente de riqueza turística.

 

 

lugo6

 

 

10. Cañón de Sil

Este paraje nada tiene que envidiar al famosísimo cañón del Colorado. Durante miles de años el río Sil fue comiendo terreno a las montañas creando abruptos desfiladeros de más de 500 metros de profundidad. Si quieres que el vértigo te suba por las piernas hasta agarrotarse en tu garganta, te recomendamos que te asomes por los Balcones de Madrid. Este mirador está colgado sobre el abismo, con el santuario de Cadeiras en la otra orilla y la llanura de Monforte como horizonte. Anímate a subirte a bordo de un catamarán para conocer el cañón desde su base. Los hay que te llevarán desde la Aguja del Diablo hasta los Balcones de Madrid. Pasado los Balcones empiezan a enfilarse otros viñedos por la sierra de Sil.

Mirador_de_Cabezoas_Cañon_del_Sil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>