Llámanos: +34 686 990 766 / +34 686 990 768 | Email: reservasnovacompostela@gmail.com | Calle Costa Nova de abaixo, 2 - Santiago de Compostela | GPS: 42,885202 / -8,544181

Sin categoría

 

iglesia-de-san-martino

Noia se fundó junto al puerto situado en la desembocadura del río Tambre. Durante la Edad Media, su proximidad a Compostela la convirtió en una de las poblaciones más importantes de Galicia.

El origen de Noia se remonta a las culturas prehistóricas. Poblada en la época megalítica y castrexa, muestra vestigios de un pasado romano y fue durante la Edad Media cuando se convirtió en una de las principales ciudades de Galicia al descubrirse en Santiago el sepulcro del Apóstol.

Convertida en el puerto de Compostela, la villa conocerá un gran desarrollo de sus actividades comerciales. La población original, que vivía en el burgo de la Barquiña, se integrará bajo la jurisdicción del Señorío de la Tierra de Santiago cuando la reina Doña Urraca le concede a la Mitra Compostelana las tierras comprendidas entre el Tambre y el Ulla.

El casco histórico tiene mucho que ver en Noia, declarado Bien de Interés Cultural en 1985, es uno de los principales atractivos de la villa. Desde cualquier alto que la circunda, se puede comprobar su compacta forma, con un apretado grupo de casas a los pies de la Iglesia Parroquial de San Martiño (San Martín) en dirección al mar.

La perspectiva es como la de una pequeña Florencia gallega: tejados de tejas rojas, chimeneas, torres y plazas que le dan un efecto de intimidad medieval. Todo el conjunto histórico aparece dominado por la presencia del edificio religioso.

La citada Iglesia de San Martín, de estilo gótico, repite el modelo marinero de nave única con amplios arcos apuntados que descargan en contrafuertes y cubierta de madera a dos aguas. Destaca la belleza de su monumental fachada occidental, enmarcada por dos torres inconclusas, una de ellas con remate piramidal.

En esta parte más elevada de Noia se encuentran también los restos de la Fortaleza de Tapal, donde residían los arzobispos compostelanos durante el verano, y las antiguas murallas medievales.

En los famosos jardines y alameda con palmeras de Noia tienen asiento la almenada Casa Consistorial y el Convento de San Francisco. La iglesia del cenobio, construida en el s. XVI, es de estilo ojival renacentista y consta de una nave en planta de cruz latina. En su interior se pueden apreciar dos interesantes sepulcros bajo arcos rebajados y, en la capilla mayor, el retablo, en el que se representa a la Virgen, Santa Clara y a San Francisco.

En contacto con el claustro franciscano está el Ayuntamiento, construido a mediados del siglo XX sobre el solar que antiguamente era hospital para peregrinos. Destaca su torre neogótica, con un gran arco de acceso y almenas ornamentales en la parte superior.

En la parte antigua se conserva también el Hospital de Adentro (también conocido como Casa de la Gramática), uno de los tres hospitales medievales de la villa, junto al Hospital Santo y el de San Lázaro. Tiene fachada plana con un arco apuntado en el escudo de armas del arzobispo de Compostela Rodrigo de Luna.

El Puente de Traba comunica los arrabales de San Bernardo y O Couto. Está construido sobre un puente de la vieja calzada romana que recorría la costa gallega desde Braga y consta de cuatro arcos medievales con fuertes pilares para soportar la corriente del río.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>