Llámanos: +34 686 990 766 / +34 686 990 768 | Email: reservasnovacompostela@gmail.com | Calle Costa Nova de abaixo, 2 - Santiago de Compostela | GPS: 42,885202 / -8,544181

Santiago de Compostela

As Marías

As Marías

Coralia y Maruxa eran las hermanas de una familia de 11 hermanos. Tenían un drama personal que no todo el mundo conoce.

Cada día, salían a pasear por las calles de Santiago, haciendo el mismo recorrido y a las 2 en punto. Se vestían y maquillaban de una forma muy extravagante. Hay gente que todavía las recuerda. Son más conocidas como las Marías, representadas en una estatua que les rinde homenaje en uno de los parques más céntricos de la ciudad.

As Marías y su historia

Coralia y Maruxa pertenecían a una familia obrera y tres de sus hermanos eran miembros de la CNT. Cuando comienza la Guerra Civil, asesinan a uno de ellos y los otros dos, huyen. Los falangistas querían saber el paradero de los anarquistas, por eso intentaron utilizar a la familia para averigurarlo: registraron y desbarataron la vivienda, desnudaron a las hermanas para humillarlas y las subían al monte Pedroso, el monte de la ciudad. Existe gente que afirma que las torturaron y violaron.

La vida de las Marías se volvió una pesadilla. Un documental informa que es esta la causa de su locura. Cuando los hermanos fueron arrestrados en la década de los años 40, cesó la presión.

En cuanto a su situación económica, vivían en precariedad. Perdieron su empleo por su ideología: eran costureras y los clientes no les llevaban ropa por ser una familia anarquista. Empezaron a vivir por la caridad de los vecinos, ya que les dejaban de manera anónima pequeñas cantidades de dinero en distintos comercios donde ellas compraban.

Por si fuese poco, a principios de los años 60, un temporal derribó el tejado de la casa. Los vecinos de Santiago organizaron una colecta y llegaron a recolectar 250000 pesetas

Solidaridad de los vecinos

La solidaridad de los vecinos se puso a prueba a principios de los 60, cuando un temporal tiró abajo el tejado de la casa de las Fandiño. Enseguida se organizó una gran colecta entre los vecinos de Santiago y se llegaron a juntar 250.000 pesetas, lo que equivaliaría a 1502,53€ sin tener en cuenta la pérdida de valor del dinero. Supone una cantidad de dinero considerable, ya que con ese dinero se podría comprar, en aquella época, un piso.

Rebeldes hasta el último suspiro

Tenían una actitud diferente al respeto, ya no solo por su imagen, sino porque piropeaban a los hombres. Decían que todos los hombres se enamoraban de elals y ellas piropeaban hasta a los estudiantes. Ellas también tenían caracteres diferentes. Coralia, la más alta, era más tímida que Maruxa, la más baja aunque era mayor.

El autor de un documental, confirma que pudieron ser un papel fundamental en la época de represión: eran el grito de libertad.

En la década de los 1980, murieron ambas. Maruxa falleció en el 1980, Coralia se mudó a Coruña y tres años más tarde, también falleció sin haberse adaptado a la ciudad herculina.