Llámanos: +34 686 990 766 / +34 686 990 768 | Email: reservasnovacompostela@gmail.com | Calle Costa Nova de abaixo, 2 - Santiago de Compostela | GPS: 42,885202 / -8,544181

Santiago de Compostela

Santiago-de-Compostela-Mercado-de-abastos-2-2400x1499

 

De sobra es conocido que el monumento más visitado de Santiago de Compostela es su imponente Catedral, pero, ¿Sabías que el segundo lugar más visitado de esta hermosa ciudad es su antiquísima y famosa Plaza de Abastos?

Hoy en NOVA Compostela queremos hablaros de este lugar tan emblemático de Santiago de Compostela. ¿Quieres conocer el Mercado de Abastos de Santiago? Pues continúa leyendo.

 

El Mercado de Abastos de Santiago de Compostela

El Mercado de Abastos está ubicado en la rúa das Ameas, una calle muy próxima a la Porta do Camiño, la entrada más conocida de la zona monumental de Santiago. Estas naves de piedra son una muestra de la arquitectura funcional que tradicionalmente significó a la tradicional población rural de Galicia y que fue desapareciendo con el proceso de modernización de emprendida en los años sesenta del siglo pasado.

El mercado de Abastos no es tan solo un lugar en el que reabastecer la despensa sino que se ha convertido en todo un monumento para los visitantes de Santiago de Compostela, “la plaza“, como se conoce popularmente al mercado, se ha convertido en el espacio terrenal de la ciudad, aquel en el que los que llegan a Santiago pueden ver cómo es el día a día para los que habitan en la milenaria urbe.

En el Mercado de Abastos encontraremos los alimentos comunes de la gastronomía gallega: productos del mar y de la tierra. En las llamadas “casillas”, cubículos individuales en los que se dividen el espacio interior y exterior de las naves, se encuentran los negocios “fijos”. Se trata de tiendas que ofrecen lo mejor que se puede comer en Santiago: carnes, pescados y mariscos y fruta; tiendas de menaje, artesanías y jugueterías y restaurantes y cafeterías.

En las zonas exteriores, al lado de grandes bancos de piedra, encontramos a las praceiras, vendedores en su mayoría mujeres rurales, que mantienen el modo de comercio tradicional de Galicia. La propiedad de la tierra en la comunidad siempre ha estado muy repartida y la producción agrícola estaba encaminada a la subsistencia de los miembros de la familia. Los excedentes de producción se vendían en los mercados locales más próximos y así se generaron las llamadas ‘feiras’; dando nacimiento posteriormente a este mercado de Abastos debido a la influencia de Santiago dentro del Interior de Galicia.

 

Embáucate en la forma de Vida de Santiago

Los visitantes que se acercan a la Plaza de Abastos se encuentran un microcosmos de la vida en Santiago de Compostela: junto a las personas que viven en el rural, se encuentran estudiantes de todos los rincones del continente haciendo sus compras junto a compostelanos de siempre. Hay cosas que ver, que tocar y establecimientos de hostelería que han diseñado propuestas únicas y triunfadoras, adaptándose a los nuevos tiempos y demandas de los turistas.

Por si no fuese suficiente, el entorno del mercado cuenta con dos lugares de visita obligada: en primer lugar, la capilla de san Fiz de Solovio, una capilla altomedieval que fue destruida por Almanzor y reconstruida por Diego Xelmírez en el siglo XII. De hecho, el Códice Calixtino la menciona ya entre las diez iglesias que tenía Compostela en esa época.

Sólo la portada es románica. El tímpano policromado que representa la Adoración de los Magos fue realizado en 1316. Aunque no abre a diario en esta portada podemos apreciar un tímpano modesto pero singular en el que aparece desarrollada la Adoración de los Reyes Magos a Jesús. La escena es un relieve de tres cuartos policromado en el que ya aparece el rey Baltasar negro. A pesar de que en los textos bíblicos no se especifica la raza del tercer mago, el imaginario popular lo representa negro para simbolizar la universalidad del evangelio y en Compostela, adquiere un sentido de fraternidad europea, de comunidad del espíritu santo que formó el continente.

A cien metros, encontramos la iglesia de San Agustín con un planteamiento radicalmente diferente. Se trata de uno de los grandes ejemplos de barroco urbano de Compostela. Este estilo es uno de los “nacionales” de Galicia, junto al románico. La iglesia de santo Agostiño fue un proyecto ambicioso que navegó entre dos aguas: su voluminoso espacio, su juego interior de alturas, luces y sombras nos llevan hasta el Barroco, mientras que en la fachada de estilo neoclásico se halla una imagen de la Virgen de la Cerca, así llamada por haber estado colocada en un nicho de la antigua muralla. El proyecto inicial contaba con dos torres: la de la derecha nunca fue terminada y la de la izquierda fue destruida por un rayo en 1788. El convento fue abandonado en la época de la exclaustración, dedicándose a diversos usos. En la actualidad está ocupado por los jesuitas y funciona como colegio mayor universitario.

El gusto del visitante se ha refinado muchísimo en los últimos años, sobre todo por el acceso a canales de información masiva. Antes si quiera de poner un pie fuera de nuestra casa, podemos hacer una radiografía bastante exhaustiva de nuestro lugar de destino. Así pues, aunque los lugares preparados para recibir a visitantes esporádicos siguen funcionando, existe una demanda de lugares auténticos y no hay lugar más auténtico que un mercado porticado, espacio civil por excelencia desde que los antiguos habitantes de Mesopotamia sofisticaron en extremo el arte de vivir en comunidad. El recién llegado a Compostela ha encontrado en este espacio la reserva de autenticidad urbana frente al producto diseñado y las cifras han hablado: el mercado es el segundo espacio más visitado de la ciudad.

¿Y tú, te animas a visitar la Plaza de Abastos de Santiago? Si es así, déjanos tu comentario y tu experiencia acerca de este emplazamiento único.

En NOVA Compostela tenemos nuestros apartamentos turísticos a sólo 10 minutos andando de la Plaza de Abastos. ¿Te atreves a probar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *